jueves, 20 de agosto de 2015

Reseña: Will Grayson, Will Grayson (John Green & David Levithan)

¡Buenas tardes, personillas! Espero que estéis teniendo el verano de vuestras vidas, aunque ya esté tocando a su fin (al menos para mí). Siento no haber publicado nada, pero, dado que me voy a estudiar fuera unos meses, estoy hasta arriba con cosas que hacer. Debo decir que es muy, muy probable que me ayuden unos amigos con el blog, para animarlo un poco, pero ya iré dando noticias.

Hoy os traigo la reseña de un libro que me leí mientras estaba en la playa: Will Grayson, Will Grayson, de John Green y David Levithan. Yo leí la versión inglesa, pero pondré los datos de la edición española.

Ficha técnica
Autor/a: John Green & David Levithan
Saga/Trilogía: No.
Editorial: Nube de tinta
Nº páginas: 336
ISBN: 9788415594482
Encuadernación: tapa blanda con solapas

Sinopsis
Will Grayson tiene dos reglas en la vida: guardar silencio y no implicarse en nada. Sin embargo, su mejor amigo, Tiny Cooper, está decidido a buscarle novia y a montar su musical autobiográfico: Tiny Dancer.
Muy cerca de él hay otro Will Grayson: un chico melancólico que no tiene nada bueno a lo que agarrarse. Lo único que hace que su vida merezca la pena es su relación online con Isaac, al que nunca ha visto en persona.
Una fría noche de invierno, los dos Will Grayson se cruzarán en una esquina cualquiera de Chicago. Por suerte para ambos, Tiny está decidido a empujarlos hacia la felicidad, el amor y, por supuesto, el musical más fabuloso jamás representado en un instituto.

-------------------Reseña totalmente libre de spoilers-------------------
Reseña
Sé de gente que piensa que este libro es un poco muermo, y, aunque es verdad que la trama no empieza hasta pasadas las cien páginas, yo lo he devorado en apenas un día, incluso habiéndolo leído en inglés.

No es un secreto que soy muy fan de John Green ―este, de hecho, era el último libro suyo que me quedaba por leer―, y esta novela no ha hecho más que confirmarlo. Debo decir, también, que nunca había leído a David Levithan, pero no dudéis de que repetiré.

La edición que leí yo
Ahora, la trama es sencilla, como en muchos de los libros de John. Se entiende fácilmente y no es para nada enrevesada: dos chicos con el mismo nombre se encuentran por coincidencia y, a partir de ahí, sus vidas cambian. Os prometo que no hay dragones, demonios o sombrillas involucradas en la historia.

Pero entonces, ¿qué es lo que hace que la novela sea tan… especial? Todos los que habéis leído a John Green ―y no me refiero a solo TFiOS― lo sabéis: los personajes.

Ese es el truco de John, y, la verdad, funciona de maravilla.

Coges un escenario de lo más normal, como, por ejemplo, la ciudad de Chicago ―igual que como está ahora, no al estilo Veronica Roth― y en él introduces unos personajes extravagantes, redondos y maravillosamente bien perfilados. Y voilá.

 Vayamos con Will Grayson (el primero, el de John). Vive en una casa normal con sus padres, que son doctores y perfectamente normales, y va a un colegio que también es normal. ¿Qué “falla”? Su mejor amigo: Tiny Cooper. Obviamente, esto es un eufemismo, porque Tiny ―pequeño en inglés― es del tamaño de una casa. Y, además, es gay. Will se ve arrastrado a todas partes por Tiny, y poco a poco va comprendiendo que, tal vez, su relación no sea como Will había pensado al principio. Pero no puedo decir nada más, porque esto es una reseña libre de spoilers, así que tendréis que conformaros con que la relación Tiny―Will (original) es una de las cosas que más me gustan del libro.

Por otra parte está Jane, amiga de Tiny, y que este intenta emparejar con Will. La relación Jane―Will también me ha encantado, sobre todo por el hecho de que John la intenta explicar utilizando la física. Es decir, usa la paradoja de Schrödinger (si alguien no la entiende, que me lo haga saber, y yo se lo intento explicar; me costó un rato, pero finalmente conseguí pillarlo) para desarrollar los sentimientos encontrados de Will hacia Jane.

Y esto es todo, más o menos, por parte de John. Ahora, el Will de David Levithan es muy diferente de su tocayo. Es hosco, introvertido y está sumido en una depresión, por lo que tiene que tomar pastillas todos los días. No tiene amigos, aparte de Maura ―con quien no hace más que discutir, y a la que casi no soporta― y Isaac, un chico que ha conocido por internet. Porque sí, él también es gay.
Me gustó mucho este personaje porque, según explica el propio David, está a medias. Ni acaba de descubrir su depresión, ni acaba de salir de ella. Simplemente la soporta. Hace mucho que descubrió que es gay, y aunque no le importa que le gente lo sepa, se lo queda para sí porque es su asunto, y de nadie más. Además, su carácter difícil lo hace una persona intrigante.

Y no solo eso: David no escribe a la manera tradicional. No usa mayúsculas, y los diálogos están en forma de conversación por internet, en lugar de entre comillas, o guiones en español. David dijo que esto se debía a que le daba un aspecto más realista al personaje: pasa de todo, incluso de redactar como es debido. Al principio resulta desconcertante, pero según avanzas con la novela te acostumbras, hasta que ya ni siquiera lo notas.

Otro aspecto que me encantó del libro es el musical de Tiny. No puedo decir mucho sin hacer spoilers, pero mencionaré que me pareció una genialidad incluir eso en la novela, y sobre todo inventar las canciones, cosa que, personalmente, me parece bastante difícil. Creo que hay un libro solo con el musical, pero, según me ha dicho un pajarito, es muy caro (18$).

Ya solo me queda rematar la reseña con un par de cosas: una, el final, que es muy digno de John Green y, supongo, David Levithan (porque es él quien remata la novela, empezada por John). Es extremadamente difícil acabar bien una novela, y creo que ellos lo hacen perfectamente.

Y la segunda, es simplemente una curiosidad. En la versión inglesa que me he leído y que amablemente me ha dejado una amiga, viene al final una conversación entre los dos autores sobre el libro. En ella John le pregunta a David cómo se le ocurrió la idea para la novela, y esto es lo que él contesta, traducido textualmente (siento cualquier error que pueda cometer):

“La idea de escribir un libro sobre dos chicos que se llamaran igual vino del hecho de que uno de mis mejores amigos se llama David Leventhal. No es el mismo nombre, pero muy parecido. Los dos fuimos a Brown y nos confundían con el otro un montón. No solo en formas habituales (llamadas de teléfono e e-mails equivocados) sino también en formas incómodas, de las que te podrías reír. Por ejemplo, David Leventhal es un bailarín excepcional; yo, David Levithan, no. Así que algunas personas se acercaban a mí diciendo cosas como: “te vi en el escenario anoche. Pareces una persona torpe, pero cuando bailas no lo eres en absoluto.” Y yo tenía que responder: “no era yo el que estaba en el escenario anoche”. Era como si mi álter ego estuviese caminando por el campus; y, al final, antes de que me graduara, llamé a David Leventhal y nos conocimos y nos convertimos en grandes amigos. No diría que nuestro libro es “Cómo querer a tu álter ego”, sino que es acerca de cómo una persona puede desbloquear ―muchas veces sin querer― el potencial de tu personalidad. ¡Ah! Y lo más curioso (que muchas veces olvido) es que uno de los compañeros de habitación y mejores amigos de David Leventhal en la universidad se llamaba… Jon Green.”

En definitiva, es un libro con una trama sencilla y personajes redondos y muy bien perfilados. Te hace pensar y reír, y está, como de costumbre, lleno de frases sobre la vida con las que es muy fácil sentirse identificado. Una lectura perfecta para el verano, a la que no le falta nada, ni siquiera un toque de música.

¿Quieres leer este libro, pero no lo encuentras? Aquí te dejo un enlace a la entrada del blog La estantería del lector, donde encontrarás un link para descargar el pdf: descarga.

¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído? Si es así, ¿qué os parece? Si no, ¿pensáis hacerlo?

sábado, 11 de julio de 2015

Sorteo Lectobloggers - 20$ en BookDepository

¡Bueenos días, tardes o noches!

Sé que hace mucho que no publico nada, pero me he metido en el Camp NaNoWriMo y no dispongo de mucho tiempo. Sin embargo, he leído bastante, y tengo muchos libros que reseñar, además de algunos book tags por ahí escondidos, así que pronto subiré más entradas. Pero eso es otra historia.

Hoy os vengo a anunciar que participo en el sorteo que hace Chester de Lectobloggers para conmemorar: 1) el aniversario de su canal de youtube y su blog, 2) los más de 1.000 seguidores en youtube y 3) su cumpleaños, que es el día 17 de este mes.

Si os interesa participar, solo haced clic en el banner del sorteo y consultad las bases. Si no, al menos pasaos por su blog o vlog, los cuales son preciosos.



¡Un abrazo!

jueves, 18 de junio de 2015

Book tag: el cuerpo humano.

¡Hola a todos! ¿Ya tenéis vacaciones? Espero que sí. Si no, bueno, no queda mucho ya, así que a por el último esfuerzo.
Hoy os traigo un book tag que me encontré por ask (no es mío), basado en las partes del cuerpo humano. 
Ojos
Un libro que te enamoró a primera vista.
La portada del libro este tiene un algo que... no sé. Me encanta. Lo tenía en la lista solo por su autora, pero es que la portada... omg *^* Pronto haré reseña (cuando me recupere del trauma emocional).

Boca
Libro del que habla todo el mundo.
En fin.

Pulmones
Libro vital para tu vida.
No puedo coger uno. Todos son vitales.

Estómago
Libro que devoraste rápidamente.
Me lo leí en la mitad del vuelo a Nueva York y me encantó de una manera que no es normal. El pasado sábado 13 de junio Javier Ruescas me firmó Play en la feria del libro*-*

Hígado
Un libro gordo.
800 páginas no es moco de pavo...

Apéndice
Un libro que ni te gustó ni disgustó, sentimiento neutro.
Es una buena lectura con la que pasar el rato.
Próxima reseña.

Corazón
Un libro romántico.
Me lo leí en enero, y disfruté enormemente con él. 
Posible próxima reseña.

Cerebro
Un libro muy realista y reflexivo.

Cabello
Un libro superficial.
Es bastante superficial, sí, pero eso no quita que me gustara mucho. Los personajes no son para nada profundos y la trama se queda a la mitad, pero de alguna forma engancha tanto que no se puede parar de leer.

Uñas
Libro que cuides como oro.
Obviamente, los cuido todos como oro, pero este es especial.


¡Y esto ha sido todo por hoy! ¿Coincidís conmigo en alguna parte del cuerpo? ¿Haréis el book tag en vuestros blogs? ¡Decidme algo, dejad un comentario!

domingo, 14 de junio de 2015

Reseña: Las ventajas de ser un marginado (Stephen Chbosky)

¡Buenas otra vez! Sé que he estado extremadamente desaparecida, pero ya he terminado el colegio, así que tengo "infinito" tiempo libre. ¡Yay! En fin, a principios de mayo me leí un libro que casi todos conoceréis, puesto que se ha hecho una adaptación cinematográfica en la que el protagonista es el guapísimo Logan Lerman. Yo había visto la película, pero, como no me acordaba del final, decidí leerme esta novela de la que tan bien se hablaba.

Así que, adentro con la reseña.

Ficha técnica
Autor/a: Stephen Chbosky
Saga/trilogía: no
Editorial: Alfaguara
Nº páginas: 264
ISBN: 9788420403540
Formato: tapa blanda

Sinopsis
Charlie tiene 15 años y se ha quedado solo tras el suicidio de su mejor amigo. Vive con sus padres, su popular y guapa hermana y un hermano mayor que es una estrella del fútbol americano y que está a punto de comenzar la universidad. Su profesor de lengua está convencido de que Charlie posee una gran capacidad intelectual. Tras conocer a Sam y Patrick empieza a comprender lo que es ser un adolescente, y comienza un viaje hacia la madurez que le llevará a recorrer caminos nuevos e inesperados. Con ellos descubre nueva música, empieza a beber, fumar y coquetear con drogas, cambia de amigos… ¡Hasta que se convierte en un joven de verdad!

-------------------Reseña totalmente libre de spoilers-------------------
Reseña
La novela nos cuenta la historia de Charlie, un adolescente un tanto inusual que peca de inocencia. Cuando empieza el instituto, sin tener ningún amigo después del suicidio de Michael, su carácter introvertido le impide conocer a más gente aparte de su profesor de lengua, que en seguida ve en él su amor por la lectura y una profunda inteligencia.

La novela nos da una perspectiva diferente del mundo adolescente, estando la historia narrada por el mismo Charlie, quien envía cartas a un desconocido. De esta manera podemos conocer todo lo que Charlie siente y piensa acerca de las situaciones que van aconteciendo a lo largo del libro. Esta forma de narrar, que además es fluida y fácil de leer, es uno de mis puntos favoritos de la novela. Se sale de lo tradicional y prueba con algo nuevo.
Sin embargo, a veces Charlie me desquiciaba. Quiero decir, tiene 15 años y a veces me daba la sensación de que tenía 10. Estaba todo el rato llorando, y daba vueltas y vueltas a algunas situaciones de fácil solución. No obstante, en términos generales, es un personaje que evoluciona a lo largo de la obra y la conexión con él es casi inmediata. Quiero decir, todos nos hemos encontrado en cierta etapa en la que no sabíamos adónde narices ir.

Los personajes secundarios, Sam y Patrick, me gustaron muchísimo más que Charlie. Los hermanastros son raros y extravagantes, pero no les importa, y se regodean en ello como si fuera la fuente de la juventud. Su carácter extrovertido y amigable les hace unas personas afables en las que Charlie puede encontrar refugio tras todo lo que ha pasado, y ellos, junto con su grupo de amigos (Mary Elizabeth, Brad...) se encargan de enseñarle a Charlie los secretos de la adolescencia.

Por último tengo que hablar del final. Cualquier desenlace que se os ocurra leyendo este libro, no va a pasar, os lo aseguro. Me esperaba casi cualquier cosa, a excepción de lo que realmente leí. El final es inesperado y chocante, algo que jamás hubiera imaginado, y dista mucho del típico final feliz al que se han acostumbrado los escritores actuales. Así que felicidades, Stephen.

Antes de empezar a leer este libro tenía las expectativas muy altas, y siento decir que la novela no las cumplió. Esto no quiere decir que sea malo; al contrario, es muy bueno, pero supongo que tenía el listón demasiado arriba. 

Dejando eso de lado, es el libro indicado para un domingo por la tarde, que deja una marca difícil de borrar, pero no imposible. Su final sorprendente te dejará con la mandíbula desencajada, y la historia está narrada en un estilo fácil y dinámico.


¿Quieres leer este libro, pero no lo encuentras? Aquí te dejo un enlace a la entrada del blog La estantería del lector, donde encontrarás un link para descargar el pdf: descarga.

¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído? ¿Pensáis hacerlo? ¿Qué os pareció? ¿Habéis visto la película?

domingo, 12 de abril de 2015

Reseña: Hielo negro (Becca Fitzpatrick)

Buenas tardes después de un largo tiempo. Sé que el blog lo cojo cuando me da la gana, más bien, pero en fin, qué se le va a hacer. Tengo muchas cosas que hacer (como ver Supernatural).
Sin embargo, aquí os traigo la reseña de un libro que leí a principios de marzo: Hielo negro, de Becca Fitzpatrick.

Ficha técnica
Autor/a: Becca Fitzpatrick
Saga/Trilogía: No.
Editorial: B de Block
Nº páginas: 352
ISBN: 9788416075195
Encuadernación: tapa blanda con solapas

Sinopsis
Britt ha estado entrenando duro para una excursión a las montañas en lo que será su viaje de fin de curso con Korbie, su mejor amiga y hermana de su ex novio, Calvin. De pronto, este se suma al plan de las chicas, y Britt se da cuenta de que aún no ha superado la relación que mantuvo con él y quizá no esté lista para su compañía.
Pero antes de que tenga tiempo de explorar sus sentimientos hacia Calvin, una tormenta de nieve obliga a Britt y a Korbie a buscar refugio en una remota cabaña, cuyos dos ocupantes las toman inesperadamente como rehenes. Para salvar sus vidas, Britt acepta hacer de guía para ellos y sacarlos de la cordillera.
¿Logrará Britt salir con vida? ¿Llegará Calvin a tiempo de salvarla? ¿Serán los secuestradores de las chicas responsables de los asesinatos que vienen produciéndose en la región?

-------------------Reseña totalmente libre de spoilers-------------------
Reseña
Cuando vi este libro por primera vez, dije que no lo compraría. Me gustó Hush hush, pero Becca no es conocida por sus espléndidos personajes. Quizá sí por sus tramas misteriosas y bien construidas, pero por nada más. No obstante, leí una reseña en Goodreads que me hizo replantearme mi opinión. Así que, al final, me pedí el libro por Navidad.

Se quedó ahí hasta que, tres meses más tarde, decidí leerlo. La verdad es que cada vez tenía más ganas de hacerlo, pero había algo que siempre me echaba para atrás. Sin embargo, echar mano del Book Jar tiene sus cosas, y el papel que saqué tenía escrito el título de este thriller que terminé en apenas dos días... en mitad de los trimestrales.

El principio es la peor parte del libro, sin duda alguna. Después de un prólogo típico de Fitzpatrick (misterioso y trémulo), la historia nos presenta a la protagonista, Britt. Mira, si hay alguien que pueda ser más odioso que Nora, esa es Britt. En serio, no la soporto. Aunque he de decir que cambia mucho a lo largo del libro, cosa de la que me alegro mucho. Muchísimo. Pero ese no es el caso; el principio es introductorio y aburrido, y no es hasta que se saca la primera pistola que la cosa mejora con ganas. Bueno, mentira. Hay una parte entre medias que mola mucho.

De los personajes no hablaré mucho, porque sería una lluvia masiva de spoilers, pero ya os digo que de Britt (quien narra la historia, por cierto) o de Korbie no os esperéis mucho. Quizá Britt sí sea un mejor personaje que a lo que acostumbra Becca, pero Korbie se queda en la línea de Nora en cuanto a profundidad se refiere (nótese que, si no es cero, está muy cerca de).

Quería saber más sobre él. Y quería compartirme a mí
misma con él.
Como he dicho antes, sin embargo, Hielo negro cuenta con un misterio constante, que se mantiene desde la primera página, hasta la última. Además, incorpora unos giros argumentales realmente dignos de mención, y, aunque consta de algún que otro cliché al principio, la trama se resuelve de manera inesperada, siendo la verdad una completa sorpresa (en cierto modo, ya que yo comenzaba a sospechar).

Finalmente, hay dos cosas que tengo que decir antes de despedirme. Una: el final es increíble. Me encantó. Las últimas 50 páginas las leí a escondidas, cuando mi familia creía que estaba estudiando para los trimestrales, porque era incapaz de dejarlo. Y el final. El fuco final.

Dos: Becca hace una cosa muy, muy bien con esta novela. Cada palabra está impregnada de un agobio, una desesperación tan real... Es decir, mientras lo leía, me encogía sobre mí misma, solo de pensar en la situación que viven Britt y Korbie: atrapadas en la montaña, con un(os) posible(s) asesino(s) en serie sueltos, y totalmente incomunicadas. En serio, solo de pensarlo me entran escalofríos.

En conclusión, es una lectura entretenida, que se lee en poco tiempo, y que, aunque no es una obra magistral, tiene muchos puntos fuertes.


¿Quieres leer este libro, pero no lo encuentras? Aquí te dejo un enlace a la entrada del blog La estantería del lector, donde encontrarás un link para descargar el pdf: descarga.
¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído? Si es así, ¿qué os parece? Si no, ¿pensáis hacerlo?

miércoles, 11 de marzo de 2015

Reseña: El Médico (Noah Gordon)

Bueno, sé que llevo tiempo sin pasarme por aquí, pero las últimas dos semanas han sido de locos. Tenía que entregar cinco trabajos, cuatro exámenes, después los finales... En fin. Hoy he terminado por fin los globales, así que estoy relativamente libre (el miércoles hay otro examen, uf).

Pero no pasa nada, aquí traigo una nueva reseña.

Ficha técnica
Autor/a: Noah Gordon
Saga/Trilogía: La familia Cole (1/3)
Editorial: Roca
Nº páginas: 800
ISBN: 9788496940000
Formato: tapa blanda de bolsillo (el que yo leí).

Sinopsis
Esta fascinante novela describe la pasión de un hombre del siglo XI por vencer la enfermedad y la muerte, aliviar el dolor de sus semejantes e impartir el don casi místico de sanar que le ha sido otorgado. Es la crónica del increíble viaje del joven Rob Cole, de su lucha contra la enfermedad y la muerte, de su don místico para curar. Su sueño de convertirse en médico lo conduce desde la Inglaterra dominada por la brutalidad y la ignorancia hasta la sensual turbulencia de la remota Persia. Allí, en las universidades árabes, bajo la tutela del legendario maestro Avicena, ocurrirá la transformación que marcará su destino y el de su familia para siempre.

-------------------Reseña totalmente libre de spoilers-------------------
Reseña

Bueno, sé que no es el tipo de libros que suelo reseñar, pero esto tiene una historia. Como algunos ya sabréis, hay una adaptación de la novela bajo el mismo nombre, que, si no recuerdo mal, estrenaron en 2013 (no me hagáis mucho caso...). El caso es que mis padres se habían leído el libro antes, y vimos la película juntos. A mí me gustó, por lo que decidí añadir El Médico a mi lista de libros por leer, bien al fondo, he de decir. Por alguna extraña razón, era muy reticente a leer novelas históricas, porque... la verdad es que no sé por qué. Pero, este año, en enero, mi profesor de biología me dijo que, si me leía el libro y contestaba bien a unas preguntas (ya que quiero estudiar medicina), me pondría un 10. Así que cogí el libro y me puse a leer.

No sabéis qué sorpresa me llevé.

La historia nos presenta a Rob, un niño que vive en el centro de la Londres medieval, y que tiene un don único: sabe cuándo acecha la muerte con solo cogerle las manos a alguien. Debido a un suceso que no voy a revelar, el pequeño protagonista se da cuenta de que es alguien especial, y, cuando se encuentra con la enfermedad cara a cara, una chispa se enciende en su interior.

Quizá el principio sea un poco aburrido e introductorio, puesto que se centra sobre todo en la familia de Rob y sus costumbres, así como el oficio de su padre. Sin embargo, el libro comienza a coger una carrerilla espeluznante, que luego lanza al lector en una carrera frenética en la que no se puede parar. Puede parecer un tocho, pero las páginas vuelan, asegurado queda. 

Gordon tiene un estilo conciso y sencillo, las descripciones abundan, pero no son pesadas, y el autor consigue crear parajes y visiones nítidas: las verdes montañas escocesas, la árida ciudad de Persia... Los diálogos están cuidados, así como los personajes, y es imposible perder el hilo con la acción. De esta manera, salvo por las escenas de sexo y/o sangrientas, sería una lectura apta para todo tipo de público.

Una cosa que me ha gustado mucho del libro es que, debido a su gordura, conocemos la vida de Rob al completo, lo vemos madurar y crecer, tanto física como psicológicamente. Se pueden observar perfectamente los cambios que da según pasa por una situación u otra, y el crecimiento a nivel personal que se alcanza a lo largo de la novela es increíble. Este es un rasgo que muy pocos libros de los que suelo leer tienen, y, cuando encuentro una novela que sí, la diferencia es abismal (es el caso de Amanecer rojo).

El Médico, contra todo pronóstico, me enganchó muchísimo. Hay algo que me une eternamente a este libro, y es la misma razón por lo que me lo leí: la medicina. Desde el momento en el que Rob decide que hará lo que sea necesario para cumplir su sueño ―el mismo que el mío―, supe que yo era exactamente igual. Es decir, ese ansia que él tiene por saber, por vencer a la muerte, por descubrir... todo eso lo siento yo también.

Para finalizar, me gustaría hablar del final. Me pareció que no hacía justicia a la increíble novela que precedía, aunque no me hagáis mucho caso, porque bien puede ser por la precipitación que sentí para leer las últimas cien páginas. 

Oh, oh, antes de terminar, una última cosa. Si habéis leído el libro y queréis ver la película, no os hagáis muchas esperanzas. A mí me encantó las dos veces que la vi, pero la segunda (después de leerme el libro) me di cuenta de que parecidos con la novela más bien pocos ―por no decir nulos―. Así que, como película, bien, pero como adaptación... En fin.

Y... bueno, espero poder leerme las continuaciones pronto.

¿Lo habéis leído? ¿Pensáis hacerlo? ¿Estáis de acuerdo conmigo? ¿Habéis visto la película? ¡Habladme!

jueves, 12 de febrero de 2015

Reseña: Trono de cristal (Sarah J. Maas)


Bueno, leí este libro a principios del 2014, hará cosa de un año, pero lo releí en enero para poder leer las continuaciones y enterarme de las cosas, porque cuando comencé con el segundo libro estaba totalmente perdida.

Así que, ahora que he terminado el tercero, os presento la reseña de Trono de cristal.

Ficha técnica
Autora: Sarah J. Maas
Saga/trilogía: Trono de cristal 1/4
Editorial: Alfaguara
Nº páginas: 515
ISBN: 9788420403670
Formato: tapa blanda

Sinopsis
Un corazón de hielo. Una voluntad de acero. Te presentamos a una asesina. Te presentamos a Celaena Sardothien. Bella. Letal. Destinada a la grandeza. En las tenebrosas minas de sal de Endovier, una muchacha de dieciocho años cumple cadena perpetua. Es una asesina profesional, la mejor en lo suyo, pero ha cometido un error fatal. La han capturado. El joven capitán Westfall le ofrece un trato: la libertad a cambio de un enorme sacrificio. Celaena debe representar al príncipe en un torneo a muerte, en el que deberá luchar con los asesinos y ladrones más peligrosos del reino. Viva o muerta, Celaena será libre. Tanto si gana como si pierde, está a punto de descubrir su verdadero destino. Pero, ¿qué pasará entretanto con su corazón de asesina?

-------------------Reseña totalmente libre de spoilers-------------------
Reseña

Antes de empezar, me gustaría señalar de que sé las críticas que ha recibido este libro. Hay malas y buenas, y he leído algunas de todo tipo, y creo que los autores han criticado puntos que, aunque Trono de cristal no tiene, la saga sí. Es verdad que es una novela un poco introductoria, pero aquellos que han reseñado este libro sin haber leído las continuaciones han cometido grandes errores. Así que trataré de comentar ciertos puntos a lo largo de la reseña que creo que deben tomarse en cuenta.

El primer fallo reside en la editorial. Alfaguara no ha puesto muchas esperanzas en Trono de cristal, así que la portada no es para nada tan bonita como la original y, además, la versión española no tiene
mapa, por lo que la gente se puede sentir un poco perdida. Sin embargo, puedo decir que las versiones en inglés lo llevan, y que en internet hay varias imágenes de este. Y, hablando de las versiones en inglés, esta es la segunda cagada de la editorial.

A diferencia de otras sagas o trilogías, en las cuales el mejor libro es el primero, en esta pasa justo lo contrario. El mejor libro de todos es el segundo, Crown of midnight (Corona de medianoche), seguido por Heir of fire (Heredera de fuego), y, por último, Trono de cristal. Alfaguara publicó este último, pero no va a seguir con las traducciones de los otros dos libros. 

También he leído cosas como que el final es muy abierto, o que la fantasía se mete muy de sopetón en las últimas páginas, pero, como dijo Jack el Destripador, vayamos por partes.

Primeramente me gustaría destacar, otra vez, que Trono de cristal es muy introductorio. Tiene acción, la trama se desarrolla de forma amena y las subtramas son exquisitas, pero no es ni de lejos tan... buena como sus continuaciones (nunca dejaré de repetir esto). Maas nos deja entrever las soluciones a algunos misterios que se presentan a lo largo del libro, pero hay uno enorme que pasa totalmente
desapercibido y que, como no se descifra hasta el segundo libro, no causa mayor efecto, a no ser que se continúe con la saga.

La trama está perfectamente compaginada, tiene unos giros argumentales que son absolutamente impredecibles y los personajes... En fin, ahora hablo de los personajes. Pero primero, dos cosas. Uno, el tema de la fantasía. Si bien Maas no lo ha tocado mucho, es porque en el lugar en el que se sitúa la acción (Erilea) está prohibida la magia. Es más, se ha desvanecido. ¿Por qué? Lo tendréis que averiguar vosotros. El caso es que, aunque parece imposible abarcar la fantasía en esas condiciones, Maas coge y se inventa una cosa llama el Wyrd Dios, la imaginación de esta mujer no tiene límites, una especie de magia pero no magia. Ahora, vaya si hay fantasía en el tercer libro.
Si querían a la Asesina de Adarlan, la
tendrían, y que el Wyrd les ayudase
cuando ella llegara.

Dos. Sarah J. Maas es simplemente GENIAL. Su pluma es fluida, y, aunque las primeras 100 páginas son meramente introductorias, no se hacen para nada pesadas. Tiene un vocabulario no muy común, por así decirlo, y consiguió meterme de lleno en la historia. Es una autora que no escatima en detalles a la hora de describir cualquier situación, y el ambiente medieval que crea en su libro -con el palacio, la corte, el reino...- es magnífico. Además, los personajes... Uy, los personajes.

Como protagonista nos casca a Celaena Sardothien olé por el nombre, pronunciado Silina Sardocien, una chica arrogante y sarcástica de 18 años, la asesina más famosa del reino de Adarlan. A primeras, Celaena puede parecer una niñata, pero, Dios, cuando se descubre la verdad sobre su vida... En fin. No voy a decir nada. Es la mejor protagonista femenina, en mi opinión, de los libros que me he leído hasta ahora. Maas demuestra que no es la chica la que tiene que ser salvada siempre con un personaje fuerte, perseverante, con miedos y errores, secretos y sentimientos. Celaena tiene carácter, lucha por lo que quiere, y, como no podía ser menos, tiene mucho por lo que alardear de lo que, pequeña asesina, abusas un poco. Sin embargo, por esto no hay que preocuparse, ya que la mayoría de las veces resulta muy gracioso. Respecto a los dotes en la lucha de la chica, en este primer libro no se adivinan muchos, pero puedo aseguraros que en el segundo hay una escena en la que queda más que demostrado que Celaena no tiene su nombre porque sí. Además, existen cinco micronovelas (agrupadas en un libro llamado The assassin's blade), que cuentan información omitida en los libros sobre la vida de Celaena como asesina a sueldo. Además, a pesar del aspecto duro de Celaena y que puede ensuciarse todo lo que quiera, ella es una mujer. Esto es, tiene sus vestidos, maquillaje, le encanta ir de compras... Es un detalle que a mí, personalmente, me encantó.

Junto a esta explosiva protagonista encontramos a los dos conformantes de un triángulo amoroso que, aunque sí existe, no tiene demasiada importancia. A un lado está Chaol (pronunciado Queiol), el inocente, noble y protector Capitán (de la Guardia Real) Chaol Westfall. Sencillamente, me encanta. Al principio es frío y distante, atento a cualquier movimiento de Celaena, quien a su juicio presenta una amenaza para la familia real. Con el paso del tiempo, la sequedad da paso a la amistad, ya que Chaol es quien más tiempo pasa con Celaena, encargándose de su entrenamiento. El joven Capitán es encantador, y, aunque no se le coge cariño en seguida, a la larga una se termina enamorando.

Después tenemos al integrante de una de las BrOTPs más adorables del mundo, y tercer miembro del triángulo amoroso, Su Alteza Real el príncipe Dorian Havilliard. Celaena piensa que es un niño mimado, pero en cuanto habla un poco con él, y descubre su pasión por la lectura... En fin, las cosas comienzan a tornarse diferentes. Dorian es carismático, a veces mujeriego, y, aunque al principio su actitud sí que es parecida a lo que Celaena se esperaba de él, su carácter cambia cuando conoce a la asesina.

Por supuesto, hay numerosos personajes secundarios, tales como Nehemia, Kaltain Rompier o la princesa Nehemia de Eyllwe, todos tan bien construidos como los tres principales. Sobre el Rey de Adarlan no hablaré, porque no podría decir una palabra sin soltar un spoiler, así que mejor me callo..

He de decir que algunas partes del libro dan mucho mal rollo. No llega a dar miedo, pero sí que me encontré a mí misma vigilando la puerta del pasillo mientras leía.
Puedo sobrevivir por mi cuenta
perfectamente... siempre que tenga
buen material de lectura.

Otra última cosa de la que me gustaría hablar antes de dar por finalizada esta reseña son las expectativas con las que terminé el libro, de cara hacia las continuaciones. Trono de cristal se centra en la competición que le ofrece a Celaena la libertad a cambio de 4 años de servicio, siempre y cuando gane. Cuando me terminé el libro, sinceramente no esperaba mucho de las continuaciones. Es decir, lo único interesante que veía era el hecho de ser asesina, y algunas cosas que quedan sin resolver y que no voy a decir... Pero el rumbo que tomó el segundo libro es completamente diferente. Quiero decir, es muchísimo mejor a como me lo esperaba, y muchísimo mejor que Trono de cristal. En serio, Sarah J. Maas me ha sorprendido mucho, para bien, y no puedo esperar a que salga el cuarto libro de esta saga que es una de mis favoritas, Queen of shadows, en septiembre de este año.

En definitiva, Trono de cristal es una novela que merece mucho la pena leer, a pesar de que es un inicio muy introductorio, que no hace sino meternos de lleno en un mundo fantástico, expléndidamente creado, en el que los giros argumentales no dejan de aparecer. Con una protagonista persistente y muy fuera de lo común, Maas nos presenta una saga que coge mucha fuerza en el segundo libro.

Una ultimísima cosa, es que lo que echa a mucha gente para atrás a la hora de leer Trono de cristal, es el hecho de que no se han traducido las continuaciones. Mi recomendación es leer los libros en inglés, pero, si no podéis/queréis, hay versiones en pdf y epub. Sin embargo, de verdad que esta saga tiene un valor incalculable, y yo creo que la editorial ha cometido un tremendo error no publicando el segundo y el tercer libro, ya que la saga toma una cuesta arriba espeluznante a partir de Crown of midnight.

Le doy un 4 porque, como he dicho antes y no me cansaré de repetir, es prácticamente introductorio, y la verdadera historia empieza en el 2º libro. Sin embargo, eso no quita que Trono de cristal se una novela digna de leer, ya que es entrtenida y amena, con muchos puntos fuertes.

¿Vosotros? ¿Lo habéis leído? ¿Pensáis hacerlo? ¿Estáis de acuerdo conmigo? ¡Dejad algún comentario!
 

Escritos del siglo XXI Template by Ipietoon Cute Blog Design